Paradas semivacías ante el paro del transporte urbano de pasajeros

«A mucha gente le afecta, a mi familia que debe movilizarse para ir a trabajar si le afecta y mucho. Yo me voy a encargar de pasarlos a buscar ya que tengo vehículo y después tengo que estar atento cuando salgan, es complicado», dijo un transeúnte de la ciudad de Posadas en una recorrida que realizó El Territorio para ver cómo afecta la medida de fuerza llevada a cabo por choferes de la empresa prestataría del Transporte Urbano de Pasajeros. 
Además de complicar trámites y obligaciones que deben concretar los ciudadanos de la capital provincial también repercute en la venta de los vendedores ambulantes que temen a decir que el movimiento en el casco céntrico aún es normal, «hay mucho movimiento de personas, hasta ahora se está trabajando bien. No vi personas que se hayan acercado a tomar el colectivo porque creo que ya se había avisado», comentó Alfredo Moreira, vendedor ambulante de la zona.
Cabe recordar que la medida de fuerza comenzó en la noche de ayer, miércoles, convocada por la Unión de Transviarios Automotor (UTA), luego de una reunión fallida que mantuvieron vía videoconferencia los delegados del sector transportista, junto con funcionarios del Ministerio de Transporte de la Nación y representantes de la Federación Argentina de Transportadores de Automotor de Pasajeros (Fatap).
Señalaron que el reclamo es por el pago de aguinaldo que se adeudan en varias provincias. Asimismo, en Misiones, la adhesión a la medida de fuerza es en solidaridad con otros distritos que hasta el momento no abonaron el dinero. Es que según consignaron desde la empresa prestataria del servicio en Posadas, se depositaron los salarios para los trabajadores del rubro transportista.

Se espera que en la jornada de este jueves se concreten reuniones para tratar de solucionar el conflicto que afecta directamente a los trabajadores de la provincia de Misiones, excepto en la localidad de Leandro N. Alem donde no se adhirieron al paro convocado.

EL Territorio