La frontera seca es un colador: la facilidad para pasar de Brasil a Argentina

Frontera con Brasil
La localidad de Bernardo de Irigoyen solo cuenta con 300 gendarmes para custodiar 36 km de frontera seca con Brasil, donde más de 45 mil personas han muerto por coronavirus.

MISIONES. Brasil con casi 960 mil infectados se coloca en el segundo país con más casos de coronavirus en el mundo, no obstante, expertos de la salud advierten que el número total de infecciones confirmadas podría ser mucho más alto, debido a la falta de pruebas realizadas a la población.

Esto coloca en riesgo a la provincia de Misiones que cuenta con más de 600 kilómetros de límite internacional con el país latinoamericano más afectado a por la pandemia de coronavirus.

La frontera seca y los cruces clandestinos, son un riesgo latente y este se agrava en zonas con Bernardo de Irigoyen en donde hay 36 km de frontera con el país vecino.

En la ciudad más oriental del país, que tiene como vecino del lado brasileño a Dionísio Cerqueira, se puede cruzar caminando ya que una avenida divide los límites entre países, incluso se puede tener una parte del cuerpo del lado brasilero y otra en el lado argentino. La zona urbana del límite, comprendida en unos seis kilómetros, se encuentra dividida tan solo por una vereda.

Son apenas 300 los gendarmes que custodian los más de 30 km que existen de frontera seca entre Bernardo de Irigoyen y San Antonio, al noroeste provincial. Aunque esa fuerza federal también realiza distintas tareas.