La distancia no altera el producto

“La música es sinónimo de libertad”. Con esa expresión, Kurt Cobain, líder de la mítica banda Nirvana, supo resumir lo que esa expresión artística representaba en su vida. Y hoy, en tiempos de confinamiento obligatorio, la música se convierte en una las mejores compañías para amenizar la cuarentena. Por eso mismo, pese al aislamiento, los trabajadores del rubro se las ingenian para compartir sus creaciones con el mundo y de esa manera seguir contribuyendo con el arte. Ciro y Los Persas, Coldplay, el Inidio Solari con los Fundamentalistas del Aire Aconodicionado y otras tantas bandas reconocidas trabajaron desde sus casas para, con ayuda de la tecnología, reversionar canciones y compartirlas en las redes sociales.Pero Misiones no es la excepción al contexto. Por ello, la banda Néctar, con más de 13 años de trayectoria en la tierra colorada, replicó la apuesta. Es así como desde hoy, en la página oficial de El Territorio, así como también en las redes sociales de la banda, se podrá acceder a una reversión de A la deriva, un clásico del grupo.“Es una linda forma de seguir haciendo algo desde nuestras casas. Se presenta como una forma de estar con la gente y acompañarnos, entre todos, en este contexto tan difícil que atravesamos”, destacó Diego Solís, baterista de la banda.   Además, resaltó que se trató de una buena oportunidad para reunir, virtualmente al grupo que hacía un tiempo estaba en stand by: “La idea se presentó también como una oportunidad de reencuentro, una manera distinta de que toquemos juntos, que nos reencontremos”. El proyecto en realidad consta de dos videos y el primer tema en salir es un caballito de guerra de la banda, uno de los más reconocidos. Se trata de A la deriva, un corte que ya se encuentra en la web.  En tanto, el segundo tema, que saldrá la próxima semana, es Nave uno, uno de los cortes del último disco de Néctar. De todas formas, ambas canciones comparten un estilo melódico, un tanto diferentes a las demás composiciones power que la acostumbra a tocar. “Las versiones son un poco  más tranquilas y acústicas. El hecho de que se graben en las casas les da otro tinte a las canciones; el estar también uno lejos del otro le da otro ritmo, otro color”, resaltó Alí Duarte, cantante del grupo.  “Diego tocó con su batería normal pero un poco más despacio y la acomodó para que no suene de manera estridente; el bajista también tocó con un bajo eléctrico y Dani grabó el video con una guitarra criolla. Esos detalles le dieron un toque diferente, una onda distinta a este reversión”, detalló el cantante de la banda que trabajó en su video desde la localidad de Andresito. Mientras, los demás integrantes del grupo colaboraron desde sus casas, en Posadas. Cada uno de los miembros de Néctar grabó las canciones por separado, en la calidez de sus hogares. Y a sus aportes se sumó el de Leandro Yahni, amigo de la banda que acompañó ambas versiones y que “prácticamente es parte de nosotros también, porque siempre colabora”, reconoció el vocalista.Por otra parte, los voceros del grupo hicieron referencia a que la tecnología se presta como una herramienta muy importante de difusión de arte, sobre todo en momentos como estos, en los que la posibilidad de planificar recitales o conciertos es prácticamente nula. “Con todo este contexto, creo que el sector del arte es uno de los más golpeados. No sé cuánto falta para que todo se normalice, pero el mundo de la música, la danza y las demás ramas del arte es uno de los sectores más afectados. Y seguramente será uno de los últimos en reactivarse”, concordaron.De todas maneras, “creemos que las medidas que se tomaron, a pesar de que afecta a varios sectores, son las mejores. Ojalá que valga la pena todo este esfuerzo que está haciendo la sociedad para evitar la propagación del virus”, continuaron.La banda se había propuesto, en varias oportunidades realizar trabajos por separado, incluso grabar un disco a distancia. Sin embargo, “siempre terminábamos juntos, trabajando en el mismo tiempo y espacio”, señalaron. De todas maneras, supieron sacarle provecho a la situación actual y aprendieron a trabajar en equipo a pesar de la distancia. “Estamos muy contentos porque, gracias al contexto que nos tiene a todos guardados y separados, surgió algo que en otras circunstancias no se iba a dar. Fue una experiencia muy linda que a la vez nos ayuda a llevar música a cada hogar”, cerraron. 

fuente: diario el Territorio

Deja un comentario