Herrera Ahuad: Misiones reforzará la frontera con fuerzas federales

POSADAS. En una extensa entrevista en vivo con este medio a través de Facebook, el gobernador de la provincia, Oscar Herrera Ahuad, realizó un recorrido por el contexto actual, marcado a fuego por la pandemia de coronavirus que azota al mundo.

A poco de cumplir cinco meses de mandato en un escenario que nadie pensó posible, el mandatario destacó que esto “hace repensar muchas cosas”, y agregó: “Nosotros teníamos pensado llevar adelante una política pública ordenada, y justamente en este tiempo es cuando más tenemos que ajustarlo y comenzar a jerarquizar cuáles fueron los objetivos que nos pusimos durante este año para que podamos cumplirlos mínimamente”.

En este sentido, remarcó la previsibilidad de la Provincia, ya que “tenemos un presupuesto con un alto contenido social de ayuda y acompañamiento y hoy el mayor golpe que produce esta pandamia está en el área social y económica, sabiendo que ya veníamos de un proceso de una Argentina con serias dificultades”.

Así, insistió en el fuerte desendeudamiento que tuvo la provincia “de un 200 por ciento” del presupuesto en los últimos años. “Eso en este tiempo es muy importante porque lo poco que podamos tener como recursos financieros, por coparticipación o recaudación, lo podemos volcar a programas de medidas anticíclicas y que eso nos permita ir saliendo un poquito”.

Consultado sobre la capacidad de la Provincia para afrontar la situación social y el gasto público para el pago de sueldos, entre otros, Oscar Herrera Ahuad sostuvo que “debemos ser muy responsables y por eso vamos viendo en el día a día cómo se va moviendo la economía de la Argentina y de la provincia”, y aclaró que, a priori, no tendrían problemas en afrontar los salarios públicos. Y agregó que mañana se anunciará qué día se abonarán a los activos y pasivos.

Asimismo, aseguró que “este es el momento más difícil, cuando tenés que tomar decisiones que te pueden hacer volver atrás”. Además, recordó los planes de acompañamiento a las empresas, con bonificaciones y planes de crédito, así como el fortalecimiento de entidades sanitarias privadas.

“Estamos en un momento clave donde comenzamos a mover la maquinaria productiva y cuando esto pasa comienzan a aparecer los riesgos lógicos de mayor cantidad de contagios, mayor accidentología vial y el sistema sanitario está alerta para atender todas las circunstancias que puedan darse”.

Respecto de la situación epidemiológica en torno al Covid-19 en Misiones, Herrera Ahuad contó que “es una provincia con alto testeo; tenemos alrededor de 500 tests por millón de habitantes y tenemos alrededor de 80 estudios por cada infectado, cuando la OMS recomienda 10”.

Y amplió: “Antes de entrar en la curva de la pandemia, sólo se hacían análisis a aquellas personas con nexo epidemiológico -con antecedente de viaje- y se hacía a personas que, por algún problema respiratorio grave, haya ingresado a un sistema sanitario. Esto era a principios de marzo el instructivo nacional para trabajar”.

“Después se fue comprando desde la Provincia los tests, habilitamos el laboratorio provincial y esto nos permitió realizar testeos con resultados en el día”, explicó el gobernador.

Sobre el niño de 3 años internado en el Garrahan que dio positivo por coronavirus y que despierta el interrogante por saber dónde se contagió, Herrera Ahuad argumentó que “ahí es la línea investigativa científica que se tiene realizar; ahora se deben estudiar todos los nexos que tuvo la persona infectada” y, para ello, pidió “plena sinceridad” a la hora del interrogatorio que deben tener las personas para que las autoridades puedan tomar las medidas necesarias. “Debemos enfocarnos en las personas con mayor debilidad que están en la cadena de contagio”, dijo.

Además, en cuanto a la posibilidad de flexibilizar las salidas de recreación en el territorio de Misiones, explicó que “tenemos una curva que comenzó a crecer por el entorno”, ante el aumento de casos en Brasil, Corrientes y Chaco. También destacó que, de las 300 camas de terapia intensiva con las que cuenta la provincia, está libre el 70% y ninguna está ocupada con pacientes con Covid-19.

“En estos días han llegado más de 2.000 personas a la provincia que hoy están en aislamiento obligatorio”, y a eso se suma que “hemos incorporado muchas actividades, y todo eso genera un movimiento mucho mayor, pero esos son movimientos medibles, pero la caminata no lo es”.

“Cuando tengamos la certeza de que nuestra curva no crece” recién se podrá flexibilizar, agregó, y confirmó que a partir de la próxima semana se comenzará con la incorporación de otras actividades.

Con respecto al control de las fronteras, el gobernador dijo que le solicitó al presidente, en una reunión el último jueves, “que sea lo último que se abra”, pero que se asegure “el transporte humanitario de alimentos y medicamentos”.

En una reunión realizada hoy con gobernadores de la región mesopotámica, y en conjunto con los ministerios de Transporte, de Seguridad y del Interior, explicó que “comenzamos a trabajar en una línea de refuerzo de un área operativa para el límite con Brasil, todo lo que es la zona del río Uruguay va a tener un área operativa con fuerzas federales”.

De esta forma, el mandatario descartó de plano la posibilidad inmediata de retomar el transporte de media distancia al interior de la provincia, sobre todo ante el aumento de la peligrosidad de accidentología vial, “una pandemia más dura que la del coronavirus”, argumentó.

Dengue, el otro problema

En cuanto al dengue, la otra epidemia que aqueja a Misiones, referenció que “cuando hablamos de esta enfermedad, en las primeras etapas se va haciendo análisis para realizar un diagnóstico para saber qué serotipo es el que está circulando”.

Así, cuando ya se tiene un brote epidémico, “lo que impera es el diagnóstico clínico, entonces ahí comienza la discordancia entre el notificado y el análisis, entonces llega un momento en el que hacer un análisis es obvio. De ahí en más, toda persona que viene con fiebre, mal estado general o decaimiento y que está en un lugar donde hubo casos de dengue se empieza a actuar directamente sobre la enfermedad”.

De esta forma, reconoció que “Misiones no tiene 200 casos de dengue, tiene más de 8.000”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *