Evadió un control en la ruta 12, despistó y murió

Un hombre de 38 años falleció y otro de 19 resultó herido al despistar ayer el vehículo en el que huían de la Gendarmería Nacional Argentina (GNA) luego de evadir un control de tránsito por llevar cigarrillos de contrabando en su interior. 


El siniestro se registró sobre la ruta nacional 12, a la altura de la localidad de General Urquiza, y el Renault Megane en el que se movilizaban los presuntos contrabandistas terminó totalmente incinerado después de despistar hacia la banquina. 


Según reconstruyeron fuentes consultadas, ambos escapaban de una patrulla de la GNA que les hacía un seguimiento controlado desde hacia varios minutos por evadir un control que se había desplegado sobre la misma arteria. 
La implicancia de las víctimas quedó expuesta con las más de 260 gruesas de cigarrillos que quedaron esparcidas a un costado del vehículo siniestrado. 


De acuerdo a lo consignado por fuentes consultadas por este matutino, la víctima fatal fue identificada como Roberto Yeiro (38), domiciliado en Oberá, quien ayer a la siesta ingresó sin vida al hospital Madariaga de la capital provincial con gran parte del cuerpo comprometido por las graves quemaduras sufridas.


En tanto que el otro implicado es Walter G. (19), quien resultó con lesiones en distintas partes del cuerpo, aunque ninguna de consideración. 
Los voceros señalaron que el joven presentaba traumatismos varios, el más importante en la cabeza, además de lesiones en las piernas y en el antebrazo derecho. 
A raíz de este cuadro, el muchacho anoche continuaba internado en observación en el hospital de Jardín América, bajo estricta custodia policial. 

La primera reconstrucción del suceso consignada por las fuentes indicó que el despiste se produjo cerca de las 13, sobre el kilómetro 1.419 de la ruta nacional 12. 
Para cuando los efectivos policiales arribaron al lugar se toparon con el Megane gris envuelto en llamas sobre la banquina y a pocos metros de una zona de monte.


Con la ayuda de integrantes de los cuarteles de Bomberos de Santo Pipó y Jardín América y de los mismos gendarmes involucrados, se logró retirar de entre los hierros retorcidos y entre las llamas a los dos ocupantes del auto. 
El que se llevó la peor parte fue el conductor del rodado y a los pocos minutos se dispuso el traslado del hombre al hospital Madariaga de Posadas, donde desafortunadamente ingresó sin vida cerca de las 15.

Por otra parte, en medio de los trabajos periciales, los rescatistas encontraron 265 cajas de cigarrillo de marca extranjera y que se hallaban tanto en el interior del Megane como en los alrededores del lugar del accidente. 
Apenas unos minutos después del siniestro, el móvil “NIGN 37224” perteneciente a la GNA, con cinco uniformados a bordo, se hizo presente en el lugar del accidente. 


Mediante los aportes dados por el encargado de la patrulla se pudo establecer que el móvil venía realizando un seguimiento controlado al Renault Megane, el cual había escapado de un control de rutina desplegado sobre la misma ruta 12 pero en Santo Pipó, unos 50 kilómetros antes del lugar del siniestro. 
De acuerdo a lo manifestado por los gendarmes, los contrabandistas viajaban en sentido Posadas-Puerto Iguazú y circulaban a gran velocidad, a tal punto que en la evasión del control se habrían llevado un poste de alumbrado público por delante. 


Las fuentes consultadas señalaron que dos gendarmes resultaron con quemaduras en los brazos y otras lesiones durante las labores de rescate de las víctimas. 


A modo preventivo, la Justicia dispuso el secuestro de las armas reglamentarias de todos los uniformados que participaron del patrullaje, como así también se les practicará exámenes de parafina para despejar cualquier tipo de duda. 


Producto del hecho se abrieron dos causas. Una contra los ocupantes del Megane por encubrimiento de contrabando y resistencia a la autoridad que se tramitará en el Juzgado Federal de Oberá, y otra por el accidente de tránsito con muerte resultante que quedará a cargo del Juzgado de Instrucción de Jardín América.

fuente: Diario el territorio