El incendio en la aldea mbya despertó una red solidaria

El incendio de aproximadamente 27 hectáreas, que afectó a 47 familias de la aldea mbya Mirí Marangatú, fue extinguido en la tarde del miércoles. La llegada de la lluvia ayudó al enfriamiento de las brazas y trajo alivio a la comunidad, no obstante, el cacique de la aldea, Romualdo Benítez, indicó a El Territorio: “Necesitamos que nos asistan, teníamos poco y ahora no tenemos nada”.

La ayuda no se hizo esperar. Los primeros en acudir en la contención fueron los soldados del Ejército Argentino quienes a primeras horas de la mañana del miércoles acudieron con el desayuno para la comunidad además de mercadería para los paisanos.

Por la tarde, integrantes del Movimiento Resistencia Popular se hicieron presentes con bolsines y ropa para entregar a las familias damnificadas y se comprometieron a ayudar con la reconstrucción de las casas.

También arribó una comisión de Protección Civil que asistió a 16 de las familias afectadas con el incendio. La institución entregó módulos de mercadería, rollos de agrotileno, bidones de agua, frazadas, colchones y chapas. Y ayer la ayuda seguía llegando.

La municipalidad de Puerto Iguazú, por su parte, aportó un camión y personal que viajó a Posadas para retirar colchones, alimentos y demás artículos que envía el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, además de la ayuda local que ofrece la municipalidad de Iguazú.

Desde el Concejo Deliberante, Ernesto Benítez, propone reunir semillas y plantines para reforestar el sector de la aldea que fue dañado para evitar una desgracia mayor, esta iniciativa aun no tuvo gran repercusión pero se espera que los vecinos se unan a la actividad.

Foto: Norma Devechi

Extraído de El Territorio

Deja un comentario