Evitaron que una familia de gitanos se apropie de una bebé

Autoridades del Juzgado Federal de Posadas investigan el intento de apropiación de una bebé recién nacida y por el delito está señalada una familia de la comunidad gitana con domicilio en la capital provincial. 
Según pudo reconstruir El Territorio en base a fuentes ligadas al caso, el hecho salió a la luz en los últimos días y si bien no hay personas detenidas al momento, ya se ordenaron una serie de medidas para proteger a la menor y su entorno familiar.
Los damnificados son una pareja con cuatro hijos que vinieron desde el Centro de la provincia para instalarse en la casa de una conocida familia de la citada comunidad. Se albergaron en una pieza que ellos le proveyeron, debido a que el hombre es mecánico e iba a trabajar en el arreglo de vehículos de su empleador. 
No se brindaron más detalles del tiempo que estuvieron en el lugar, pero sí se supo que la mujer estaba embarazada y que tuvo a la criatura hace pocos días, en un  parto domiciliario. 
Fue el momento en que intervino una mujer, identificada como Susana M., quien llevó a la parturienta al Hospital Madariaga, debido a que el padre de la niña no estaba. Y lo que se creía que era una ayuda, terminó siendo un intento de supresión de identidad. 
Al parecer, en el centro asistencial Susana, que llevó su documento de identidad, buscó inscribir a la menor a su nombre, algo que fue evitado. “Se frustró la supuesta sustracción del menor y cambio de identidad. El mismo hospital hizo la denuncia”, detalló una fuente del caso. 
Una vez que las autoridades tomaron contacto con el hecho, ordenaron el inmediato traslado de la familia de nuevo al interior de la provincia para protegerla. Al parecer, habían sido amenazados por integrantes de la familia que los había albergado e intentado quitar a la menor. 
“Un movimiento típico de la comunidad gitana”, agregó el vocero consultado, dando a entender que este tipo de hechos se repiten. 
Hasta ahora no hay personas detenidas por el hecho, debido a que el juez José Luis Casals pidió los registros de las cámaras de seguridad del hospital para poder identificar a los posibles involucrados.

Fuente: Diario El Territorio