“Llevamos una propuesta distinta, vamos a competir dos modelos, el pasado y el futuro”

El conocido abogado Isaac Lenguaza cree que el enojo de la ciudadanía con la política económica de Cambiemos a nivel nacional y lo que él considera el deseo de los misioneros de que haya alternancia política en Misiones llevarán al Frente Popular Agrario y Social a la Gobernación de la provincia con él como primer mandatario. Dice que eso lo siente en cada recorrida que encara por el interior de la Tierra Colorada y que se verá en las urnas el 2 de junio próximo. Está confiado. Así se lo contó a ENFOQUE TV el primer candidato que se lanzó al ruedo.

“Somos ocho partidos políticos más representantes de cada una de las organizaciones sociales los que integramos este frente”, detalló y anticipó que tienen chances de llegar a la intendencia en localidades como San Vicente, Colonia Aurora, San Pedro, Azara, El Soberbio y Colonia Mado, por ejemplo. “Creo que en las ciudades grandes vamos a andar bien. En Eldorado y en Posadas, por ejemplo, donde el voto es anti-renovador”, se entusiasmó el actual diputado provincial.

Isaac Lenguaza, candidato a gobernador.

Admitió que la Ley de Lemas siempre beneficia el oficialismo. “Pero la gente hoy entiende más de qué se trata esta estrategia y evita las colectoras donde el candidato con más chances genera su propio ‘opositor’ para sumar más votos”, consideró.

“Tenemos dos consignas: ‘Otra Misiones es posible’ y ‘Unidos por Misiones’. Llevamos una propuesta distinta. Vamos a competir dos modelos, el pasado y el futuro. En Cambiemos, por ejemplo, encontramos como cabeza de lista a un hombre que fue ministro de Ramón Puerta con una gestión que la gente recuerda. Y la Renovación lleva dos décadas en el poder. El tema de la alternancia política es algo que se habla mucho, sobre todo en el interior, donde hay intendentes oficialistas que llevan hasta 26 años en el cargo y esto cansa”, resumió.

Mencionó casos de jefes comunales que se retiraron del puesto después de muchos mandatos y dejaron en su lugar a “la esposa, al hijo o al sobrino, creando un nepotismo nefasto para la democracia”.