Mujer muere por descarga y rescatan a su bebé de una bañera

Claudia Marisa Cáceres de 28 años, recibió una descarga eléctrica, presuntamente al manipular un lavarropas en su vivienda en el barrio Los Paraísos de Posadas y falleció dejando huérfanos a sus tres hijos. En el momento de la tragedia, el hijo más pequeño que se encontraba en una bañera y estuvo llorando por un par de horas, lo que alertó a los vecinos de la situación. Habría fallado la llave térmica en la precaria vivienda y se sospecha de una conexión clandestina. Los otros dos hermanos, de 9 y 12 años, se encontraban en la escuela.

POSADAS. La policía investiga la muerte de Claudia Marisa Cáceres, de 28 años, quien fue encontrada sin vida tras recibir, presuntamente, una descarga eléctrica cuando manipulaba un lavarropas en su vivienda del barrio Los Paraísos, en el sur de la capital misionera. Los vecinos sintieron los llantos de su hijo, un bebé de aproximadamente un año, que se encontraba en una bañera cuando se desató la tragedia, cuentan las fuentes de MisionesCuatro. Los uniformados tomaron conocimiento del deceso alrededor de las 16 hs de este miércoles y efectivamente encontraron el cuerpo de Cáceres en un domicilio del barrio Los Paraísos –mencionado como Piedral en el parte de la policía. El cuerpo de Claudia Marisa fue hallado por personal de la Comisaría de la Mujer de Fátima. Estaba tendida en el suelo, con el brazo izquierdo en el interior del secarropa envuelto en una frazada de lana. Según el escueto parte oficial de la policía, se solicitó personal de la Policía Científica y médico en turno. El Magistrado en turno dispuso que se lleve a cabo las diligencias de rigor. Fuentes de este medio contaron que la mujer estaba separada y se encontraba lavando ropa mientras sus hijos de 9 y 12 años se encontraban en la escuela. Mientras lavaba, el bebé de un año, se encontraba en una bañera. Al producirse el siniestro fatal, el niño se quedó sólo en la bañera y comenzó a llorar. Habría estado unas dos horas llorando solo hasta que fue rescatado por vecinos. De los otros dos niños que se encontraban en la escuela, se supo que el mayor era hijo producto de una relación anterior. El padre del bebé y del niño de 9 años, se habría acercado al lugar del deceso, una vez conocido el trágico desenlace. Asimismo, según fuentes consultadas, el desperfecto eléctrico, letal para Claudia, se habría producido al fallar una llave térmica en el precario inmueble de madera. Se sospecha de una conexión clandestina, y podría tratarse de un nuevo caso de conexiones inseguras que derivan en siniestros fatales en Posadas. –