Revolución ecológica: crearon bolsas hechas de mandioca que se convierten en agua y son comestibles

El plástico es uno de los grandes enemigos del medio ambiente y la gran mayoría de estos residuos no llegan a reciclarse por lo que terminan en mares, ríos y océanos, y son  la causa principal de la muerte de muchos anfibios.

Para hacer frente a la gran contaminación que azota hace años al planeta, crearon una novedad  ecológica,  bolsas hechas de mandioca que se deshacen en el agua. Un producto revolucionario que está elaborado a base de fibras de la planta de la yuca y resinas de origen natural.

Estas bolsas de mandioca han sido creadas por un biólogo indonesio Kevin Kumala, quien después de 10 años estudiando en EEUU, regresó a su natal Bali, capital de Indonesia, encontró que sus amadas playas estaban sepultadas bajo una gran cantidad de basura.

Kumala pensó y pensó hasta dar con una solución para sus playas y el resto de playas. Kumala decía en una entrevista que era “demasiado tarde para cambiar nuestros hábitos”. Es difícil que la gente deje de utilizar el plástico, por lo tanto, pensó en una alternativa y encontró la yuca.

Las bolsas de mandioca a simple vista y al tacto son iguales que las bolsas comunes que compramos en los supermercados, con la diferencia de que estas sí que se biodegradan, se integran al medio ambiente y no son tóxicos ni para humanos ni para animales.

En el vídeo se puede ver como el joven científico grabó un vídeo donde él mismo bebe un vaso de agua tibia en el que diluyó una.Reproductor de vídeoError loading this resource

Fuente: Nueva Carteya
EB