13 de noviembre: Día Nacional de la lucha contra el Grooming

En Argentina el Grooming es un delito penal bajo la Ley 26.904, sancionada en 2013 y prevé una pena de 6 meses a cuatro años. Sin embargo, es un delito excarcelable, por lo que para ese delito no se aplica la prisión preventiva.

Según la definición de Wikipedia (la Real Academia Española todavía no ha incluido el término en su diccionario), el “grooming” es “un nuevo tipo de problema relativo a la seguridad de los menores en Internet, consistente en acciones deliberadas por parte de un adulto de cara a establecer lazos de amistad con un niño o niña en Internet, con el objetivo de obtener una satisfacción sexual mediante imágenes eróticas o pornográficas del menor o incluso como preparación para un encuentro sexual”.

Se trata de un problema cada vez más acuciante y que ya ha puesto en guardia tanto a la policía como a distintas asociaciones. Las principales dificultades para atajarlo y terminar con él son el anonimato de los delincuentes, la inocencia de los menores y la fácil accesibilidad de Internet. Y es que, a diferencia del ciberacoso, en el “grooming” “el acosador es un adulto y existe una intención sexual.