Opinar y publicarlo, señales de que la libertad existe

Escribir las cosas que a uno se le pasan por la cabeza y que considera que merecen ser publicadas es una actitud que entraría en el campo de la soberbia, más aún cuando uno es un perfecto desconocido.

No obstante, el hacerlo responde especialmente a lograr complicidad con algún que otro lector que se encuentra en la misma sintonía, con el ansia de encontrar retroalimentación, la que posibilita que nuestro horizonte se enriquezca (lo que no quiere decir que ese lector esté de acuerdo con lo que decimos).

Así, yo, Darío Basualdo, que soy un perfecto desconocido, me animo a tipear palabras en este espacio sin más interés de que alguien del otro lado piense que está copado, no le parezca para nada así, o simplemente se quede con un par de líneas.

Nobleza obliga, el contar con este espacio es fruto de la invitación de mi amigo Sergio Contreras, amigo de años ya; con quien he compartido tantos momentos y en igual cantidad hemos tenido discusiones por contar con puntos de vista algo -y no pocas veces totalmente- distanciados. Pero siempre ambos al alcance del otro, porque si algo hemos hecho más que nada ha sido reírnos de lo lindo.

Y si en algo coincidimos, es en el gusto por la música. Tenemos en común esa pasión melómana de charlar de solistas y grupos, opinando sobre esas melodías que hacen de este mundo un lugar más agradable; él con mucha data de todos los estilos internacionales, yo más limitado al rock (una época comprábamos cd’s con mp3 de diferentes artistas, que creo pedíamos a un tipo de córdoba, para después grabar en wav y vender; en realidad creo que lo hacíamos para llenarnos de música).

Veremos que irá saliendo en este espacio, aunque de seguro será sobre música, que es una de las cosas que más me gustan en esta vida. Algo sé, pero sobre todo, sigo aprendiendo de ella, y como dije al principio, me pica un poco esa soberbia de querer publicarlo.

(La imagen del texto es lo mejor que se me ocurrió. Perdón, prometo esforzarme más la próxima)

Deja un comentario